Historia PDF Imprimir Correo electrónico

Banda fundada en 1977 por un grupo de entusiastas de la rama de Juventud de Cruz Roja, en la actualidad es una de las pocas existentes en la región pertenecientes a esta Institución.

En un principio, tenía un pequeño número de componentes, tan sólo eran 35, de los cuales los hombres tocaban la corneta y las mujeres se encargaban de los tambores, y desfilaban con los que eran los uniformes que vestían por entonces los voluntarios de la Cruz Roja.

La primera actuación tuvo lugar en la pedanía tobarreña de Los Mardos, y como curiosidad podemos reseñar que por esta actuación la banda percibió la cantidad de 1.500 pesetas.

Este grupo se mantuvo como “Banda de tambores y cornetas”, durante cerca de veinticinco años, en los que vivió distintas épocas, siendo la mejor la década de los 90, dónde llegó a ser formada por cerca de 140 músicos. En el año 2002 se empieza a transformar en “Agrupación Musical”, dando un nuevo paso adelante y evitando así el astío que se vivía en los últimos años.

El primer año se empezó suprimiendo parte de las cornetas y dando entrada al nuevo instrumento (trompeta) hasta que en el 2003 la trompeta pasa a ser el instrumento principal de esta banda. En el 2005 empiezan a desfilar los primeros instrumentos graves como son los trombones y el bombardino. Y finalmente, en 2006 tras la incorporación de la tuba pasa a denominarse “Agrupación Musical Cruz Roja de Tobarra”. También en el 2006 llega el actual director de la Agrupación, Francisco José Martínez García, hijo del anterior, compaginando esta tarea con sus estudios de bachiller (ahora de Magisterio musical) y sus estudios musicales desarrollados en el conservatorio profesional de música de Albacete en la especialidad de trompeta, encargándose de igual manera de realizar los arreglos y transcripciones de las marchas que llenan nuestro repertorio. Aun así el paso definitivo se da en el año 2007, fecha en la cual la Agrupación cambia de uniforme así como de banderín en el que se cita su nueva denominación. En el año 2008, se da un nuevo paso formando un grupo propio de voces graves (trombones, bombardinos, trompa), así como de cornetas, las cuales habían sido retiradas por completo en los anteriores años de transición, consiguiendo así el puro estilo de Agrupación Musical.

En la actualidad cuenta con unos 70 componentes, entre los cuales todavía quedan tres miembros fundadores de la banda, Francisco Martínez Alcaraz, el cual ha sido director hasta 2005, José Casto Valero Ayuste, relaciones públicas de la banda hasta esta misma fecha y Antonio Carretero Rodriguez, siendo el componente de mayor edad de la agrupación, los cuales hoy en día siguen desempeñando una función importante dentro del grupo.

La Agrupación queda dividida en las siguientes cuerdas; viento: trompetas, fliscornos, melódicas, trombones, bombardinos, trompa, tuba y cornetas y en la percusión: tambores, cajas, bombos, liras y platos. Hay que destacar que un alto porcentaje de los componentes no superan los 18 años.

A lo largo de los años ha visitado diversas ciudades y poblaciones dentro y fuera de la Comunidad Autónoma. En los certámenes de bandas en los que ha participado podemos apuntar un tercer premio en Llosa de Ranes (Valencia), un primer premio en Tarancón (Cuenca), un tercer premio en Pedro Muñoz (Ciudad Real)... etc.


Lugares en los que la banda de la Cruz Roja ha sonado, entre ellos, las ciudades de Murcia y Albacete, Hellín (Albacete), Jumilla (Murcia), San Juan de Aznalfarache (Sevilla), Roquetas de Mar (Almería), entre otras; festivales de bandas como los celebrados en Catral y Cox en Alicante, Yecla en Murcia, Mota del Cuervo en Cuenca, Manzanares en Ciudad Real...

Al margen de todo esto, hay que señalar que sus principales actuaciones se centran en la Semana Santa de Tobarra, que como es sabido esta Declarada de Interés Turístico Regional y Nacional, donde ha sonado prácticamente en todas las cofradías, siendo la Banda de Cornetas/Agrupación que más años ha desfilado de forma continuada. En los últimos años, la gran sintonía existente con las Hermandes a las que acompaña, le auguran un futuro prometedor.